Monumentos

Arévalo posee un rico patrimonio artístico y arquitectónico resultado de su pasado histórico y de la presencia de comunidades musulmanas en la villa en siglos pasados, que dejaron una estela de edificaciones mudéjares que convierten a Arévalo en uno de los focos de este arte más importantes de Castilla.

El casco antiguo encierra la mayor parte del patrimonio artístico de la ciudad. Algunos palacios y casas señoriales, que sirvieron de residencia a nobles y reyes, lucen soberbias portadas y escudos en sus muros.

Algunos de los monumentos a destacar son:

Castillo, del siglo XIV, sobre la ruinas de otro anterior. Tiene torre del homenaje, y todas sus estancias están decoradas en estilo del siglo XVI. 

Murallas, situadas en relación al castillo y de las que aún se conservan restos. Parte de esta muralla es arco del Alcocer, que era su puerta principal.

Plaza de la Villa, declarada Monumento Nacional. Se trata de un recinto empedrado de marcado carácter medieval y castellano, con soportales sostenidos por columnas de piedra y madera. A un lado se levanta la iglesia de San Martín, de factura mudéjar y con dos torres desiguales llamadas "las torres gemelas"

Plaza del Arrabal, donde se encuentra la parroquia de Santo Domingo. Sintetiza los estilos románico y mudéjar. En su ábside se guarda la talla de la Virgen de las Angustias, patrona de Arévalo.

Estos y muchos más son los edificios y monumentos que el visitante puede contemplar durante el paseo por las calles de esta ciudad. No podemos dejar de mencionar la iglesia de Gómez Román, más conocida como 'la Lugareja'. Situada en las afueras de la población, es un cruce de caminos entre tierras de Madrid, Valladolid, Segovia y Salamanca. Pero también es un punto donde convergen distintas influencias culturales: su casco antiguo ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico.

REF: Monumentos // Stock: Disponible